Si estás preparando las oposiciones a Guardia Civil, ya sabrás de sobra que en septiembre hay que volver al ataque para las pruebas físicas. Hoy en el blog de Gesinpol te damos las claves para entrenar correctamente en verano, ya que no hay que dejar de hacer deporte en los meses más calurosos del año, pero sí tomar precauciones especiales.

Los termómetros dan miedo, y es que resulta casi imposible salir a la calle a partir de las diez de la mañana. ¿Esto significa que debemos dejar de entrenar? ¡No! Pero es importante aplicar el sentido común y tomar una serie de precauciones para evitar dañar nuestra salud.

Elige la hora correcta

A pesar de que ya deberíamos llevar bastante tiempo preparándonos para las pruebas físicas a Guardia Civil que serán en septiembre, lo cierto es que durante los meses de verano es cuando debemos dar el empujón final. Si has seguido entrenando como de costumbre, te habrás dado cuenta de que en verano tu rendimiento ha bajado, que te agotas antes y que sufres más. Es normal, nos pasa a todos, por eso una de las cosas que debemos hacer es adaptar el horario para evitar las horas más calurosas del día.

El calor afecta a nuestro rendimiento y a nuestras sensaciones. Cuanto más similar es la temperatura ambiente a la nuestra, más le cuesta a nuestro cuerpo eliminar ese calor que generamos al hacer ejercicio. Cuando esto ocurre, nuestro cuerpo tiene que aumentar la sudoración para tratar de regular la temperatura, y también tiene que enviar más sangre. Ello tiene como consecuencia un aumento de las pulsaciones y que el corazón tenga que bombear más veces para que llegue más sangre, lo que nos lleva a estar más cansados y a disminuir nuestro rendimiento.

Para que esto no ocurra, debemos entrenar siempre a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar las altas temperaturas.

Una buena hidratación es clave

Mantener una correcta hidratación antes, durante y después de cada entrenamiento es fundamental para conseguir un buen rendimiento y que nuestro cuerpo no se resienta en exceso. Como hemos visto antes, en verano sudamos más y, por tanto, perdemos más líquidos y minerales, por lo que debemos hidratarnos continuamente. Si quieres saber más sobre cómo mantener tu cuerpo hidratado, no te pierdas uno de nuestros artículos anteriores en el que te explicamos la importancia de la hidratación cuando hacemos deporte en verano.

Ya sabes, sigue entrenando, ¡pero con cabeza!

Share This
Visit Us On FacebookVisit Us On Youtube

“USO DE COOKIES Las cookies son ficheros que se instalan en el dispositivo desde el que navegas (ordenador, móvil, etc) para registrar tu actividad cuando visitas esta página web. Para saber más, consulta nuestra Política de Cookies. Entendemos que si marcas ACEPTO o continúas navegando por nuestro sitio web, aceptas que podamos alojar y utilizar estos tipos de cookies en el dispositivo desde el que navegas.” Leer Política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar