¿Cómo recuperar rápidamente la concentración?

Las oposiciones a Guardia Civil están a la vuelta de la esquina, y es que sabemos que ya estáis tachando días en el calendario para celebrar la llegada de esa esperada segunda quincena de septiembre. Estas últimas semanas de preparación demandan de toda vuestra energía, mentalidad ganadora y concentración. ¡Un momento!

¿Te cuesta concentrarte para estudiar? ¿Te distraes fácilmente mientras repasas los temarios? ¿Eso antes no te pasaba? Es normal, la fecha del examen se acerca y, generalmente, eso causa una cierta dosis de estrés y ansiedad. Bien controlado, el estrés puede llegar a ser positivo porque saca lo mejor de nosotros mismos y pone nuestra productividad a tope. Sin embargo, si no aprendes a gestionarla, puede dar al traste con todos tus meses (e incluso años) de preparación.

Dicho esto, si notas que últimamente te distraes demasiado y te cuesta centrar la atención (esto es incluso más difícil cuando ya te sabes el temario al completo), te contamos cómo recuperar rápidamente la concentración mientras estudias.

Una vez te distraes, volver a concentrarse es complicado, pero te será mucho más sencillo si pones en práctica alguna de estas dos técnicas.

Céntrate en tu respiración

Cuando perdemos la concentración y nuestra mente empieza a llevarnos a otros lugares, ¡no la sigas y frénala de golpe! Centrarse en algo es la mejor manera de volver a dirigir tu mente y focalizar la atención. La respiración puede ser una buena opción, además, te ayudará a relajarte.

Cierra los ojos, respira profundamente y fíjate en tu respiración… en como el aire entra y sale de tus pulmones. Mantén tu atención en ella durante, al menos, dos minutos. No modifiques ni alteres la respiración, simplemente “obsérvala”. Si en algún momento aparece un pensamiento, intenta rechazarlo y vuelve a concentrarte en la respiración.

El mindfulness es una maravillosa técnica que te ayudará a practicar este tipo de ejercicios. Además de concentrarte y evitar las dispersiones, lograrás unir cuerpo y mente.

De igual forma que centrarse en la respiración es una buena idea, también puedes hacerlo centrándote en otra cosa que tengas cerca. Por ejemplo, las manecillas del reloj, un objeto que tengas en la mesa… fija tu mente en ello durante unos minutos y luego volverás más concentrado. Es una forma de resetear la mente.

Distracción controlada

Sí, aunque pueda parecer una locura, distraer la mente durante unos minutos puede ayudarte a desconectar, descansar y luego volver con más fuerza. Es una técnica muy diferente a la anterior, pero igual de válida.

Hay momentos en los que nuestro cerebro no puede más, y es comprensible cuando llevamos muchas horas de estudio, por eso debes saber en qué momentos es necesario parar.

Levántate, camina, lávate la cara, haz pequeños estiramientos… la distracción controlada te ayudará a recuperar la concentración.

Cuando notes que tu mente está en otra cosa o que te pones a divagar sobre qué entrará en el examen o cómo saldrá todo, párate un momento y pon en marcha algunos de estos consejos.

No desesperes, es la recta final de esta carrera de fondo y ya podemos ver la meta. ¡Es la hora del sprint!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00