¿Cómo ser Guardia Civil de tráfico?

Una de las divisiones o agrupaciones más conocidas de la Guardia Civil es la Guardia Civil de Tráfico. Seguramente, en más de una ocasión te hayas cruzado con ellos. Dos agentes motorizados, que trabajan para imponer el respeto en casi todas las carreteras españolas. Si bien es cierto, que en algunas CC.AA esta labor la ejercen la policía autónoma. A pesar de esto, la Guardia Civil de Tráfico es la responsable de ciertas especialidades y de la vigilancia de carreteras interurbanas, llevando a cabo controles preventivos, auxilios de carretera o la intervención en caso de accidentes y siniestros.

En anteriores artículos hemos hablado de cómo ser Guardia Civil. Sin embargo, en esta ocasión, hemos reservado este artículo para hablar y aconsejaros sobre cómo ser Guardia Civil de Tráfico. De esta forma, si te quieres dedicar a ello, podrás tenerlo mucho más claro.

¿Qué es la Guardia Civil de Tráfico?

La división de tráfico, dentro de la Guardia Civil se encarga de la vigilancia, auxilio, regulación y control del tráfico y su circulación en las vías interurbanas. De este modo, las intervenciones de la Guardia Civil de Tráfico consisten en:

  • Vigilancia y control de la disciplina del tráfico, transporte y tránsito tanto en las vías interurbanas como en las travesías.
  • Protección de las vías públicas y el auxilio de los usuarios en caso de accidentes o averías.
  • Investigación e instrucción de aquellas diligencias relacionadas con accidentes de tráfico dentro de estas vías. Labor llevada a cabo, también, por los atestados, encargados de la gestión y confección de documentación relacionada con las causas de los accidentes.
  • Denuncias de infracciones de las normas de tráfico, realización de controles preventivos de alcoholemia y drogas.

Cómo ser Guardia Civil de Tráfico

Antes de prepararte para ser Guardia Civil de Tráfico, habrás de haber superado las pruebas y oposiciones para ser Guardia Civil. Una vez dentro de este cuerpo de seguridad del Estado, y tras recibir la formación necesaria (formación práctica y teórica) y siendo Guardia Civil profesional durante un año, tendrás la oportunidad de elegir las especialidad o agrupación a la que quieres pertenecer, en función de su convocatoria.

No obstante, existen una serie de requisitos indispensables para poder ser Guardia Civil de Tráfico. Como decimos, uno de los requisitos fundamentales es haber pertenecido al cuerpo de forma profesional durante, al menos, un año. Además, el resto de requisitos son:

  • Permiso de conducir A2, específico para la modalidad de motoristas.
  • No tener o cumplir 35 años antes de la convocatoria a Guardia Civil de Tráfico. En caso de querer pertenecer a la división de atestados, la edad máxima son los 45 años.
  • No estar sujeto a permanencia en otras especialidades dentro de la Guardia Civil.
  • No haber renunciado a cursos anteriormente solicitados en los últimos 3 años, o haber sido eliminado por normas de régimen interior.
  • Tampoco estar sujeto a procedimientos relacionados con la pérdida del carné de conducir o accidentes de tráfico.

Pruebas para ser Guardia Civil de Tráfico

Para poder ser Guardia Civil de Tráfico se establece un concurso de méritos, con características similares a la baremación de acceso al mismo cuerpo de seguridad del Estado. Esto quiere decir, que se tendrán en cuenta titulaciones, dominio de idiomas, la antigüedad en el cuerpo y cursos realizados en materia de seguridad vial e investigación.

Los aspirantes seleccionados, llevarán a cabo una enseñanza a distancia ya en sus respectivas unidades de destino, junto con su labor como guardia civil. Tras su finalización, deberán realizar un examen de conocimiento de materias específicas de seguridad vial, como: Reglamento General de Circulación, conductores, vehículos y Normativa interna de la Agrupación de Tráfico.

Por otra parte, aquellos que pretenden acceder a la agrupación de Atestados, además deben superar un examen de confección y archivo de un documento a ordenador, con al menos 200 pulsaciones por minuto, para ser aptos. En cualquiera de los casos, dichas pruebas se complementan con un examen psicotécnico eliminatorio.

Aprobadas todas las pruebas, los candidatos accederán a la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil, ubicada en Mérida. Donde realizarán un curso de 2 meses y medio para las especialidades de:

  • Dirección de la Especialidad de Tráfico
  • Motoristas de la Especialidad de Tráfico
  • Atestados de la Especialidad de Tráfico
  • Grupo de Información de la Agrupación de Tráfico (GIAT)
  • Personal de la Central Operativa de Tráfico (COTA)
  • Transportes de la Especialidad de Tráfico
  • Jefe de Destacamento de la Especialidad

Tras esta formación, el candidato, que ya será agente de Tráfico, debe comprometerse a permanecer 4 años en esta agrupación. Es entonces cuando podrá optar a ejercer en una de las plazas vacantes de esta especialidad o promocionar en el escalafón.

Además de todo esto, es importante estar bien mentalizado y tener en cuenta, que dentro de esta agrupación tendrás que presenciar, en ocasiones, escenas y momentos muy duros a causa de accidentes de tráfico. Muchos Guardias Civiles de Tráfico coinciden en que se trata de un trabajo muy bonito, sobre todo si te gustan las motos, en el que puedes disfrutar de bonitos paisajes. Pero para el que hay que estar preparado para presenciar ciertas situaciones, que pueden llegar a ser duras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Item added to cart.
0 items - 0,00