¿Qué eran las tablillas de la Guardia Civil?

Los 176 años de historia de la Guardia Civil dan para muchas curiosidades. Este Cuerpo de Seguridad del Estado ha evolucionado a lo largo del tiempo, adaptándose a las nuevas características y necesidades de la sociedad. La Guardia Civil ha tenido a lo largo de su historia muchos aspectos emblemáticos. Algunos de ellos aún los conserva, y otros han quedado en la memoria.

Uno de esos elementos emblemáticos que forman parte de la historia reciente de la Guardia Civil son las tablillas, una especie de inscripción o letrero en las fachadas de cada una de las Casa-Cuarta de la Guardia Civil de nuestro país. Este elemento permitió durante décadas que los ciudadanos pudieran identificar como acuartelamientos edificaciones comunes. Se puede decir que sin tablilla no había cuartel. Pero vamos a analizar más a fondo en el artículo de hoy de Gesinpol, el papel de estas tablillas en la historia de la Guardia Civil.

Después de analizar viejos escritos oficiales, se encontraron dos Circulares que determinaban el papel de las tablillas, un elemento inexcusable en todas las fachadas de las Casa-Cuartel de la Guardia Civil.

Circular 1846

Por un lado, existe una Circular del año 1846, firmada por el Duque de Ahumada (fundador y primer director general de la Guardia Civil), y dirigida a todos los Jefes de Tercio, que hace referencia a la colocación de este letrero en las fachadas:

“Para que a medida que la Organización de la Guardia Civil toca a su término, los pueblos vayan experimentando todos los beneficios que para su seguridad y más pronta administración de justicia deber reportarles, dispondrá VS. Que en todos los Puestos del Tercio de su mando se observen, en lo sucesivo, las reglas siguientes:

1ª. Vigilará VS que, como tengo prevenido, sobre las puertas de todas las casas-cuarteles de ese Tercio, esté puesta la inscripción de: “Casa-Cuartel de la Guardia Civil” en letras grandes y claras, que puedan verse con facilidad.

2ª. En todas las poblaciones en que haya alumbrado, se deberá solicitar de la Autoridad municipal correspondiente, que uno de los faroles de la calle se coloque de manera que se pueda leer bien el letrero, para que cualquiera que necesite del auxilio de la Guardia Civil, pueda hallarlo con la mayo facilidad”.

Duque de Ahumada

Circular 1856

Esta Circular determinó la necesidad de colocar este letrero en las fachadas de las Casa-Cuartel, pero no estableció con exactitud la manera ni la forma en la que debía colocarse. El criterio no era unánime, por lo que el Duque de Ahumada dictó una nueva Circular a los Jefes de Tercio el día 3 de diciembre de 1856. En ella sí que se especifica de manera clara y contundente cómo debía ser la tablilla.

“Circular.- Para que haya uniformidad en las tablillas que han de colocarse en las fachadas de las casas-cuarteles de todos los puestos, dispondrá VS que las que se construyan en ese tercio sean de treinta y dos pulgadas de largo por veinticuatro de ancho, las que tendrán dos anillas de hierro en los barrotes transversales del reverso para colgarse sobre dos alcayatas que se fijarán en la pared. El color por ambos lados será claro y pintado al óleo, y en lado de fuera una inscripción de color negro también al óleo dividida en la siguiente: Casa Cuartel de la Guardia Civil:

Lo que hará VS saber a todos los comandantes de provincia para su más exacto cumplimento.

Dios guarde a VS muchos años. Madrid 3 de diciembre de 1856.- Ahumada”.

Ahora ya sabes una curiosidad más de este Cuerpo. Si quieres convertirte en Guardia Civil, en Gesinpol somos Academia de Oposiciones a Guardia Civil y te ofrecemos una gran variedad de cursos para preparar tus oposiciones. ¿Quieres más información? Contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00