¿Qué es el efecto Pigmalión y cómo puede ayudarte en las oposiciones?

En más de una ocasión hemos hablado de psicología en este blog, y es que preparar las oposiciones a Guardia Civil y Policía Nacional supone un reto que implica de todos nuestros sentidos. Para superar con éxito las pruebas y conseguir la plaza que tanto deseas no sólo necesitarás aprenderte el temario de memoria y estar en buena forma física, sino que también deberás creer en ti.

Y no sólo eso, también deberás hacer caso omiso a los comentarios negativos de gente que no confía en tus posibilidades o que, simplemente, buscan tu derrota. De lo contrario, estarás perdido. Y es que no te puedes llegar a imaginar el poder de las expectativas…

Hoy en Gesinpol te explicamos qué es el “efecto Pigmalión” y cómo puedes aprovecharlo en las oposiciones para sacar lo mejor de ti.

Efecto Pigmalión, ¿qué es?

Pero empecemos por el principio: ¿qué es el efecto Pigmalión? Es un término que se usa dentro del mundo de la psicología para hacer referencia al hecho de que las expectativas y las creencias que tiene una persona influyen directamente sobre otra, especialmente en su conducta, en su rendimiento y en sus resultados. Ya sea para bien, consiguiendo una mayor motivación y mejores resultados, o para mal, interfiriendo de forma negativa.

Pero el efecto Pigmalión no es algo nuevo que se haya empezado a utilizar ahora, ya en el año 1965, el psicológico social Robert Rosenthal lo utilizó después de llevar a cabo algunos experimentos.

Hasta ahora hemos hablado de la influencia que tiene en una persona lo que otra piense, pero… ¿qué hay cuándo las expectativas (ya sean altas o bajas) provienen de una persona hacia sí misma? Pues que el fenómeno que se produce es el mismo, pero se llamaría “Efecto Galatea”.

Galatea, Pigmalión… ¿de dónde salen todos estos nombres?

“Todos somos genios, pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil”- Albert Einstein.

¿De dónde viene este término?

Todo tiene un origen. En este caso, según la mitología griega, Pigmalión fue un escultor que se enamoró perdidamente de una de sus esculturas, concretamente, de una obra llamada Galatea. Se dedicó en cuerpo y alma a esculpir cada una de sus formas y detalles, tal fue el mimo, que terminó por convertirse es una doncella muy hermosa. Y así fue como acabó por enamorarse locamente de aquella mujer de marfil que él mismo había creado.

Todas las noches visitaba su obra, la cuidaba, la mimaba, le prestaba atención…

Tan grande fue el amor que sentía hacia esa escultura, que Pigmalión le suplicó a la diosa Afrodita que le diera vida a Galatea para transformarla en una mujer de carne y hueso. Afrodita, totalmente conmovida por el deseo de Pigmalión, dio vida a esa escultura y la convirtió en una mujer real. Más tarde, Pigmalión se casó con Galatea y ambos tuvieron una hija fruto de su amor, a quien llamaron Pafo.

Esa expectativa llena de deseo se convirtió finalmente en realidad. Y de aquí surge el conocido como efecto Pigmalión del que hoy te hablamos.

¿Cómo puede ayudarme en las oposiciones?

Seguramente te estarás preguntando “¿qué tiene esto que ver con mis oposiciones?”. Pues bien, tiene una relación mucho más estrecha de la que crees. Las expectativas pueden llegar a condicionar tu comportamiento, tu evolución y también tus resultados. Así que, ¡apunta alto y ve a por ello!

  • Si tu mente juega a tu favor, podrás conseguir grandes cosas. De igual forma, si te expones a estímulos positivos de gente que te apoya y confía en ti, todas tus acciones se dirigirán a conseguir esas expectativas positivas.
  • Pero si tu mente juega en tu contra y te dejas influenciar por los comentarios negativos de los demás, aunque sea de forma inconsciente, estarás conduciendo tus acciones hacia el fracaso.

La calidad de nuestras expectativas determina la calidad de nuestras acciones. André Godin

El efecto Pigmalión te sirve en las oposiciones para ser consciente de que las expectativas de los demás hacia ti te influyen, y todo lo que hagas (aunque sea forma inconsciente) se dirigirá a conseguirlas, sean buenas o malas.

Por eso mismo, busca rodearte de personas que confían en ti y en tus posibilidades, que creen que puedes conseguir esa plaza, porque si creemos en algo, caminaremos de forma inconsciente hacia ello y trabajaremos para conseguirlo. De hecho, también se conoce como Profecía Autocumplida.

Al final, da igual el nombre que le pongas, lo importante que debes entender es que si crees en ti y en lo que haces, ¡lo conseguirás! Por muy altas que sean las expectativas, si trabajas en ellas, se cumplirán.

No hay que renunciar a ningún sueño, hay que trabajar por ellos. No hay más que hablar, vuelve al curro porque ¡tienes una plaza que conseguir! ¡y vas a conseguirla!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00