¿Quién pone nombre a las operaciones policiales?

¿Sientes curiosidad por saber quién pone nombre a las operaciones policiales en España? ¿A qué responden los nombres? ¿Por qué se llaman así? Si estás opositando para ser Policía Nacional o Guardia Civil, probablemente te estés empapando de toda la información que llega a tus manos referente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En Gesinpol, academia de oposiciones a Guardia Civil y Policía Nacional, nos gusta informarte de las últimas novedades de las convocatorias y aspectos que pueden ayudarte a conseguir una plaza, pero hemos de confesar que también nos gusta compartir contigo aspectos curiosos de ambos cuerpos.

Muchas de las operaciones policiales que se desarrollan en España responden a nombres tan curiosos como “Operación Pokemon” o “Caso Emperador”, pero… ¿quién pone nombre a las operaciones policiales? ¡Te lo contamos!

Nombre de las operaciones policiales

Lo cierto es que la iniciativa de ponerle nombre a los operaciones de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en España surge a principios de la década de los 90. Hasta ese momento, el nombre de las actuaciones policiales respondía al número de diligencia judicial (por ejemplo, 1355/90).

Pero, como intuirás, es una denominación que causaba mucha confusión y podía dar lugar a equívoco. Por lo tanto, fueron los propios agentes los que empezaron a utilizar el nombre del detenido o de la víctima del caso para identificar la operación. Algunas veces se utilizaba el nombre real y en otras el nombre en clave. Surgió de manera espontánea para facilitar la identificación de los casos.

Generalmente, el nombre de las operaciones viene determinado por los policías o los superiores. Normalmente suele hacerlo el grupo encargado de iniciar las primeras diligencias en torno al caso. En un principio, el nombre de las investigaciones era algo secreto que solo conocían los agentes, pero ahora son conocidos por todos.

No obstante, en muchos casos suele ser la propia prensa la que se adelanta y acaba por bautizar las operaciones con nombres originales y mucho más llamativos para la ciudadanía. Es decir, una pequeña estrategia para “vender” mejor el tema en cuestión.

En muchos casos parece que la denominación no tiene mucho que ver con el caso, pero nada más lejos de la realidad, siempre se utilizan términos relacionados con la investigación, de alguna u otra forma. Se trata de nombres en clave para no dar pistas sobre una investigación en curso y evitar así posibles filtraciones.

Estas son algunas de las operaciones más sonadas en nuestro país y que llaman la atención por lo original de sus nombres:

Pokemon, Emperador, Pecado Original, Olímpica, Betún, Camaleón, Guateque, Gürtel, Malaya, Tortilla, Abanico, Nécora, Púnica, etc.

¿Quieres formar parte de la Policía Nacional o de la Guardia Civil? En nuestra academia de oposiciones te ayudamos a preparar las oposiciones y te ofrecemos una gran variedad de cursos online para que elijas el que mejor se adapta a tus necesidades. ¿Quieres más info? Contacta con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00